Concesión de créditos sin estar trabajando

creditos sin trabajar

Vivimos épocas en las que, por desgracia, muchas personas no tienen trabajo y carecen de nóminas que presentar a la hora de solicitar un crédito o un préstamo. Suele ocurrir que las entidades bancarias no conceden créditos sin nómina ya que quieren estar seguros de que se podrán pagar los intereses del préstamo y por eso quienes precisen solicitar uno de ellos sin estar trabajando deberán acudir a otro tipo de empresas privadas que sí los den. Que las hay.
Este tipo de organismos no consideran la situación de falta de trabajo como condición para ser eximido de la concesión de créditos sin estar trabajando. Sí que será necesario en estos casos, aunque dependerá de cada entidad, poner un aval para poder realizar la operación, por ejemplo, una propiedad que posea la persona que lo solicita. Suelen ser propiedades que no tengan hipoteca o cargas, y no se aceptan solares o terrenos.

Suele tratarse, también por norma general, de cantidades bajas para poder hacer frente a una situación concreta, nunca deberán utilizarse para afrontar una situación económica con dificultades mayores, si no para un pago puntual.

Cómo se solicitan los créditos sin estar trabajando

Si la empresa que concede el préstamo sin nómina solicita una propiedad como aval será necesario hacer una tasación de la misma, las propias empresas lo pueden hacer sin ningún problema. Suelen ser créditos de rápida concesión y poco papeleo, cada entidad que los otorgue tendrá sus propias normas y solicitará una documentación u otra. Deberás informarte bien.

También existe la posibilidad de que un banco estudie cada caso personalizado y puede llegar a conceder el préstamo, o la persona interesada figure como co-solicitante, es decir, solicita el crédito con otra persona que sí tiene trabajo e ingresos fijos, es otra forma de avalar la solvencia de la operación.

Asimismo, las personas que se encuentran cobrando la prestación por desempleo también pueden solicitar créditos sin estar trabajando en algunas de las empresas privadas que así los ofrecen, se debe enviar la documentación que acredita la situación, aportar una propiedad como garantía de la operación y el crédito puede ser concedido. Hay otras empresas que no piden avales para la conceder el préstamo, por lo que es importante consultar varias opciones, informarse muy bien de las condiciones de poner un aval como garantía, de los intereses, plazos, etc. Nunca precipitarse y hacerlo sin tener todos los datos necesarios para realizar la operación.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Oscar
Escrito por
Oscar
Más artículos de Oscar

Préstamos ING, tipos y condiciones

En los últimos años ING se ha convertido en una de las...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.