7 hábitos financieros que tienes que corregir

habitos financieros

Nuestros hábitos financieros influyen, y mucho, en cómo se comporta nuestra economía doméstica. De evitar aquellos que pueden ser nefastos depende que no aparezcan problemas más graves o que, si ya hay algo que nos hace estar pasando una situación de apuro, sepamos localizar y arreglar aquello que no estamos haciendo del todo bien. Puede ocurrir que en ocasiones se den circunastancias ajenas a nosotros que debemos solucionar de inmediato y no queda más remedio que hacer uso de ahorros o de todo aquel dinero del que dispongamos para ponerle remedio a lo que ocurre. Ahorrar es posible si la base está en una buena planificación y gestión de la economía diaria.
Hoy conocemos 7 malos hábitos que debemos evitar para que no llegar a situaciones más complicadas.

  1. Gastar más de lo que ingresas. Para evitar hacerlo, has de calcular que tu deuda no esté nunca por encima del 36% de lo que ingresas, por encima de esto sería bastante difícil poder ahorrar. A veces caemos en el error de vivir por encima de nuestras posibilidades debido a que se tiene la creencia, errónea, de que somos más importantes conforme más cosas tenemos.
  2. Compras compulsivas. Ante una compra es importante pararse a reflexionar y tomar una decisión de manera razonada, sin dejarse llevar por la impulsividad, o podrá tener negativas consecuencias para nuestra economía familiar.
  3. La falta de planificación. Es bueno, también, que lleves un control de lo que gastas, lo que ingresas, de cómo va cada mes, y planificar conforme a los gastos que preveas vas a tener. Pueden surgir imprevistos y será fundamental contar con un dinero como colchón para hacerles frente. Es importante tener claro cuánto puedes gastar cada mes, en qué has gastado lo que ya no tienes, hazlo sobre el papel y verás cómo de repente lo ves todo más claro.
  4. Comprar algo sin tener dinero para comprarlo. Es decir, a través de una financiación, de una tarjeta de crédito… Esto general intereses altos que aunque a corto plazo puede serte útil no lo será a largo plazo. No es el caso de la hipoteca, de los estudios o la compra de un coche, por ejemplo, nos referimos a otras compras para las que se hacen de financiaciones que a la larga pueden traer malas consecuencias..
  5. Pagar por cosas que no utilizas. Te apuntas al gimnasio pero no vas, pero sigues pagando mes a mes las cuotas, “para cuando vayas”. Me he comprado un curso online pero sigo el temario ni estudio. Había una oferta irresistible, aunque en el fondo lo que he comprado no lo voy a usar mucho. Piensa bien antes de hacer estas cosas; si las evitas verás cuánto dinero puedes ahorrar que ahora estás despilfarrando…
  6. No ahorrar. Esto a veces no es tan fácil como parece pero es mucho más sencillo de lo que piensas. Intenta dejar aparte un poco de dinero al mes para poder pagar algún gasto que no te esperas y que te llegue de repente. Separa entre un 5 y un 10% de tu sueldo y poco a poco notarás el ahorro. Ve anotando cada gasto extra que tengas para evitar sorpresas desagradables.
  7. Gastar demasiado en ocio. No queremos decir con esto que tengas que quedarte en casa enclaustrado sin hacer nada. Faltaría más. Pero sí es bueno que tengas en cuenta cierto tipo de gastos que, aunque de primeras no parecen mucho, si vas sumando uno tras otro te puedes llevar una sorpresa. Salir a comer fuera de casa, ir al cine, tomar un café, comprarte un par de camisetas…. Que, repito, no es cuestión de no hacerlo nunca, sino de hacerlo con cabeza.
Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Oscar
Escrito por
Oscar
Más artículos de Oscar

El BEI y el ICO financiarán proyectos de pymes por importe de 1.000 millones de euros

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) ha aprobado un crédito de 500...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *