Créditos sin nómina, ¿cómo conseguirlos?

creditos sin nomina

La difícil situación económica ha hecho proliferar sobremanera a empresas financieras que otorgan créditos sin nómina. Es decir, conceden préstamos a particulares sin que estos justifiquen sus ingresos. Razón que, en muchos casos, es el mayor escollo que se encuentran muchas personas que necesitan efectivo de manera urgente.
Por regla general, estos créditos suelen ser de cantidades bajas. Su función u objetivo es ayudar a realizar un pago imprescindible en un momento dado, pero, en ningún caso, deben tomarse como una manera de salir de una complicada situación económica. Tienen que suponer un apoyo puntual.

La principal característica de estos créditos sin nómina es, precisamente, esa, que no precisan justificar ingresos. Los trámites para lograrlos son mínimos y, en muchos casos, se puede tener el dinero disponible en apenas unos minutos. Con una fotocopia del D. N. I. y una cuenta bancaria será suficiente. Dinero fácil y rápido.

credito rapido sin nomina

En muchos casos, además, estos créditos se gestionarán, directamente, de forma online. Lo que acelerará, aún más si cabe, los trámites precisos. Una ventaja y también un problema. En momentos como los actuales, con una feroz crisis, la posibilidad de conseguir efectivo de manera sencilla puede llevarnos a no valuar convenientemente las consecuencias. Por ello, como se decía antes, estos créditos rápidos sin nómina deben utilizarse como un desahogo puntual.

Los créditos sin nómina más destacados

Cuando se piensa en este tipo de préstamos a todos se nos viene a la cabeza Cofidis. Esta empresa internacional fue de las primeras en conceder estos créditos. Vio venir la necesidad que se podía crear y se adelantó a los acontecimientos. Además, destaca porque otorga préstamos de hasta 6.000 euros. Cantidad realmente alta.

Otras compañías que ofrecen interesantes créditos sin nómina son ¡Qué bueno!, Krédito 24 o Zaimo. En los tres casos la aprobación del préstamo se produce en un máximo de 15 minutos y con un contenido burocrático prácticamente nulo. Nada de papeleo.

Otro aspecto que puede resultar atractivo (y peligroso) de estos préstamos rápidos sin nómina, es que la gran mayoría de empresas no limitan el número de créditos que pueden conceder a una misma persona. Una vez que hayamos pagado el primero podremos, sin tiempo de espera, solicitar otro.

Bueno, pero también arriesgado. Corremos el riesgo de establecer nuestra economía en base a estos créditos, y ello, como ya se ha repetido, no es algo nada aconsejable.

Fotos: Tax Credits, Images_of_Money

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Oscar
Escrito por
Oscar
Más artículos de Oscar

El primer ministro francés propone que el BCE conceda préstamos directos a Grecia

El primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, ha defendido que los dirigentes europeos,...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *