¿Qué son los créditos entre particulares?

creditos entre particulares

Las créditos entre particulares se convierten en una fórmula de financiación que emplea la gente a quien el banco le ha denegado algún préstamo o que no tiene ganas de que una entidad bancaria intervengan en la operación y, aunque en nuestro país está todavía implantándose y genera algunas dudas, podemos hacernos una idea de cómo funcionan en otros lugares del mundo donde ya es una práctica habitual.
Si quieres conseguir dinero y no quieres papeleos este procedimiento te puede ser de ayuda. Consiste en que una persona que necesita dinero detalle en un documento cuál es la cantidad que precisa y las razones que lo llevan a solicitarlo, el plazo en el que prevé devolverlo y el tipo de interés que está dispuesto a pagar. Es un trámite que incluso se puede llevar a cabo a través de Internet, con páginas donde entran en contacto los prestatarios (quienes piden el dinero) y los prestamistas (quienes lo dejan). Las webs son intermediarias entre ambas partes.

Este tipo de préstamos privados se pueden conceder a personas físicas aunque es más habitual que el prestamista ofrezca su dinero para que el prestatario inicie algún proyecto empresarial. También existe la fórmula de préstamos entre familiares para la compra de una vivienda, por ejemplo.

La ventaja principal es que son más flexibles e incluso más inmediatos que los que puede ofrecer un banco, pudiendo llegar a tener disponible el dinero en 24 horas; además, si las cláusulas no son excesivamente restrictivas puede no suceder nada si el prestatario se retrasa en el pago de alguna cuota. Todo es cuestión de que quede bien especificado por escrito.

Consejos para realizar créditos entre particulares

A la hora de hacer este tipo de préstamos es recomendable establecer un acuerdo formal, por escrito, para evitar problemas legales o fiscales. No basta con un acuerdo verbal… Se puede hacer ante notario, teniendo en cuenta que pasar por la notaría tiene un coste añadido a la transacción.

Si no quieres gastarte más dinero, se puede hacer un contrato privado. En este documento deberán figurar los datos de ambas partes, el tipo de interés que tendrá este préstamo privado, la cantidad que se deja, si se devolverá en cuotas y de cuánto dinero, y el plazo en el que será devuelta. Y todo lo que se quiera concretar y legalizar al respecto.

Para que el contrato privado sea legal hay que presentarlo en la Agencia Tributaria, y si hay intereses deberán tributar al IRFP.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Oscar
Escrito por
Oscar
Más artículos de Oscar

Los bancos podrían ser más permisivos en la concesión de créditos

Los bancos de la zona del euro tienen previsto “relajar” durante el...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *