Consejos para solicitar un microcrédito

consejos-microcredito

Muchas familias necesitan una ayuda para afrontar ciertos gastos extras: se rompe la nevera, el coche tiene una avería, el niño necesita ir al dentista o hay que comprar libros para el colegio con los que no contábamos al principio. Son gastos que son inevitables pero que pueden dañar la economía del día a día. Para poderlos cubrir con mayores garantías existe la opción de solicitar un microcrédito, un producto financiero que suele concederse fácilmente pero al que debemos acceder siguiendo una serie de consejos.

  1. Es una cantidad pequeña para una situación concreta. Es decir, no pidas este microcrédito si tienes una complicada situación económica porque no es ese el objetivo. Como te comentaba al principio, se trata de cubrir un gasto inesperado pero puntual.
  2. Es habitual que para que se conceda este microcrédito tengas que a un plan de devolución delimitado en el tiempo, normalmente no demasiado. Esto te ayudará a evitar el exceso de intereses que puede generar un margen de devolución excesivamente alto. Este periodo de devolución puede ser de entre cinco y 30 días, con posibilidad de prórroga.
  3. Su propia denominación ya nos está dando pistas: se trata de solicitar una cantidad pequeña, normalmente suelen ser hasta un máximo de 300 euros puesto que es un dinero encaminado a solventar un gasto imprevisto. Si lo devuelves pronto y en algún momento necesitas solicitar otro, la empresa te volverá a dar la misma cantidad en la siguiente ocasión al considerarte un “buen cliente”.
  4. Estudia bien los requisitos que te puedan pedir para solicitar el préstamo, pueden requerirte la presentación de una nómina o justificantes de ingresos de la familia. Si estás incluido en alguna lista de morosos el microcrédito puede ser denegado, así que comprueba antes de solicitarlo que no estés en una de ellas, incluso por error y sin que tengas conocimiento de ello… En ese caso, podrás pedir que te saquen.
  5. Compara las diferentes empresas de microcréditos que existen. Debes asegurarte de que se trata de entidades de confianza, para saberlo cerciórate de que cumplen alguno de los siguientes requisitos: te piden documentación, te dejan pedir un máximo de dinero para que sea más fácil devolverlo, verifican tus datos y te ofrecen unas comisiones no muy altas.
  6. Antes de tramitar tu solicitud, reflexiona. Piensa si podrás afrontar la devolución del microcrédito y cómo lo vas a hacer, y ten claro que no es un sistema para cubrir otro préstamo que tengas en marcha, por ejemplo. Para hacerlo bien, pide realmente la cantidad que vas a necesitar ya que si pides más “por si acaso” te va a generar más intereses de devolución.
  7. Hay empresas con mayor flexibilidad de devolución que te dejarán devolver el dinero cuando ya lo tengas reunido, aunque todavía no haya expirado el plazo. Esto resulta más cómodo y te evitarás generar mayores intereses. Pregunta y consulta todas las dudas cuando vayas a solicitar el microcrédito correspondiente.
  8. Si, por el contrario, tienes que incrementar el plazo para devolver el microcrédito, también deberás consultar cómo se hace este trámite y cuánto te supondrá en nuevas comisiones.

Los microcréditos son un producto financiero que comenzó su comercialización en el año 1983 y fue inventado por el banco Grameen de Bangladesh. En muy poco tiempo se fue extendiendo por diferentes países para convertirse en lo que conocemos hoy. El creador de este banco, el economista Muhammad Yunus, y la propia entidad, recibieron en 2006 el Premio Nobel de la Paz. Yunis también fue Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en el año 1998.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Oscar
Escrito por
Oscar
Más artículos de Oscar

Barclays tipos de préstamo

Disponemos de distintos tipos de préstamo en Barclays como son: – Credibarclays...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *