7 consejos para ahorrar gasolina

consejos ahorrar combustible

Llegar a final de mes con mayor o menor desahogo depende de muchos factores. Hay que tener en cuenta los gastos fijos y también los que pueden aparecer de manera inesperada, y para muchos de ellos existen diferentes trucos y consejos que nos pueden ayudar a reducir el resultado de la factura final.
Ya lo hemos visto en temas como pueda ser la luz, el agua o la calefacción. Hoy vamos a analizar otro de esos gastos que, si tienes coche, siempre has de tener en cuenta: la gasolina. Bien si lo utilizas diariamente para ir a trabajar o bien si solamente lo empleas de vez en cuando, echar gasolina se convierte en un gesto cotidiano e inevitable. Aunque actualmente el precio del combustible no está tan elevado con antes, hay que ver de qué forma podemos ahorrarnos un poco de dinero, que siempre viene bien…

Vamos a ver algunos consejos para que, gracias a una conducción eficiente y segura, puedas ahorrar en el consumo de gasolina. Son recomendaciones que ofrecen desde el RACE y que pueden ayudarte en tu día a día. Vamos a verlas con más detalle a continuación.

  1. Si planificas tu viaje con antelación llegarás a tu destino final de forma segura, más rápida y sencilla, por lo que conseguirás conducir de manera más eficiente con el ahorro que eso supone. Según datos del RACE, un viaje de una hora que se alargue solamente diez minutos más puede hacer aumentar el consumo de combustible en un 14%.
  2. Debes llevar siempre los neumáticos con la presión adecuada tanto a los requerimientos del fabricante como a las condiciones del tiempo. Esto sirve, además de para conducir más eficientemente también, para hacerlo con mayor seguridad. Si llevas la presión 0,5 bares por debajo de la correcta el rendimiento de la gasolina o diésel disminuye entre un 2 y un 4%, pendiendo de la zona por la que conduzcas.
  3. El peso de carga que lleves en el coche también afecta. Por ejemplo, llevar 100 kilos de más puede hacer que un coche de tamaño medio consuma un 6% más de gasolina.
  4. Cuando arranques el motor no pises el acelerador. Si tienes motor diésel espera un poco para mover el coche, en los gasolina puedes hacerlo nada más que arranques. La primera marcha es sólo para el comienzo, a los dos segundos has de cambiar a segunda, o cuando lleves andados unos seis metros, más o menos. Evita acelerones bruscos y empieza la conducción con lentitud.
  5. Una vez en marcha, intenta llevar una velocidad siempre uniforme, como te comentaba antes, evitando acelerar o frenar continuamente y con brusquedad o cambiado de marcha si no es necesario. Cuando quieras frenar, levanta el pie del acelerador y deja que el coche vaya unos segundos con la marcha puesta. Ve frenando poco a poco y tarda lo más que puedas a bajar la marcha.
  6. El correcto uso de las marchas te ayudará a consumir menos gasolina. Intenta llevar las más largas, con baja revolución, durante el mayor tiempo posible. En ciudad, intenta poner cuarta y hasta quinta, siempre dentro de los límites de velocidad establecidos, claro. Algunas indicaciones que nos dan desde el RACE: se recomienza cambiar de marcha entre las 1.500 y las 2.500 rpm en motores diésel y entre 2.000 y 2.500 en los gasolina. La velocidad es otro indicador. Puedes meter tercera a partir de 30 km/h, cuarta a los 40 km/h y quinta a partir de los 50 km/h.
  7. Cuando estés parado durante mucho rato, apaga el motor, si hay un atasco que dura mucho tiempo, por ejemplo. Dejar el motor a ralentí durante unos 10 minutos, sin aire acondicionado y en punto muerto, hace que el coche consuma 0,13 litros/100 km de gasolina.
Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Oscar
Escrito por
Oscar
Más artículos de Oscar

Minicréditos sin papeleos

Los minicréditos sin papeleos están de moda, y todo apunta a que...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *