Cómo refinanciar préstamos

refinanciar prestamos

La refinanciación de préstamos es una de las opciones que tienen los clientes para no contraer una deuda con el banco. Antes de dejar de pagar un préstamo, y teniendo en cuenta que el banco no nos va a hacer ningún tipo de favor, es mejor que tratemos de refinanciar préstamos para lograr unas mejores condiciones.

Con la llegada de la crisis, y su asentamiento duradero, son muchas las personas que han optado por esto. Refinanciar préstamos es una de esas acciones que, antes de las penurias económicas, muchos no sabíamos ni qué significaba; pero que ahora, cuando las cuentas bancarias están cada vez más vacías, estamos obligados a aprender.

¿Es bueno refinanciar préstamos?

No hay una única respuesta a esta pregunta. Cada caso es un mundo. Obviamente, fijándonos simplemente en la cantidad pagada, lo mejor sería no tener que refinanciar préstamos nunca. Eso querría decir que podemos pagarlo sin problemas. Si recurrimos a esta maniobra es porque estamos pasando un mal momento económico y necesitamos unas condiciones más asequibles. Aunque esto suponga pagar durante más tiempo y, por ende, también más dinero.

Por lo tanto, la pregunta deberíamos formularla de otra manera: ¿Es una buena medida refinanciar préstamos si tenemos problemas económicos? La respuesta ahora sí es clara: sí. Antes de dejar de pagar el préstamo y engrosar la lista de morosos, con las desgraciadas consecuencias que cada día vemos en el telediario, es mejor hablar con el banco y lograr una refinanciación.

¿Por qué refinanciar préstamos?

Obviamente porque no podemos hacer frente al préstamo tal y como lo tenemos contratado. Pero, aparte de esta obviedad, hay otras razones: tratar de que nos apliquen unos tipos de interés más bajos, incluir otros préstamos en la hipoteca, reducir riesgos pasando de un interés variable a uno fijo o consolidar deudas.

Sea cual fuere la razón, hay que pensarlo muy bien antes de refinanciar préstamos. Si seguimos queriendo hacerlo, después de reflexionar fríamente, tendremos que ponernos manos a la obra y estar dispuestos a negociar. Al igual que cuando damos consejos para pedir un crédito, es importante que no nos quedemos con la primera opción que nos ofrezca el banco. Ni siquiera con el mismo banco en el que estamos. Tendremos que buscar varias entidades y barajar múltiples posibilidades.

Un buen consejo que os damos es que vayáis con la verdad por delante. Si queremos refinanciar un préstamo porque no podemos hacer frente a los recibos, digámoslo así de claro. Nada de mentiras.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Oscar
Escrito por
Oscar
Más artículos de Oscar

Créditos por teléfono. ¿Cómo se solicitan? ¿Son seguros?

A grandes rasgos se puede decir, y no estamos mintiendo, que todas...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *