Cómo funcionan los minicréditos personales online

MoneyMan

Los minicréditos personales online son una forma rápida de obtener dinero, sin papeleos y a través de unos sencillos pasos, que se otorgan a aquellas personas que se registran en la página web correspondiente. El usuario debe solicitar la cantidad que desea recibir y en un plazo normalmente corto puede tener la respuesta y el dinero concedido para poder solucionar aquella situación para la que necesita disponer de ese capital.
Empresas especializadas, como es el caso, por ejemplo, de MoneyMan, se encargan de efectuar estos préstamos a través de Internet, accesibles desde cualquier rincón de España y con la comodidad que proporciona el poder solicitarlos desde el propio hogar. Normalmente no es necesario presentar avales por lo que la facilidad para disponer de ese crédito financiero es máxima en cuanto a temas de documentación.

Además de escoger la cantidad de dinero también se debe elegir el plazo de devolución del mismo, que generalmente suelen ser de corto plazo y para solventar una eventualidad económica puntual. Por ejemplo, se puede pedir un minicrédito de 50 euros para hacer frente a una factura que llega de manera inesperada a final de mes y efectuar la devolución al mes siguiente en cuanto hayas cobrado la nómina. También hay que controlar las fechas de devolución para saber el importe que deberá abonarse llegado el momento.

¿Para qué se pueden usar los minicréditos personales online?

Normalmente estos minicréditos online se utilizan para cosas puntuales a las que hay que hacer frente en un momento dado por una necesidad concreta.

Con la llegada de un nuevo curso, por ejemplo, es necesario realizar un mayor desembolso en el hogar para comprar material. Un préstamo de estas características podría ayudarnos a sobrellevar esta carga de gasto, hacer frente a esas compras puntuales, y poder devolverlo fácilmente en el momento en el que se ha ingresado la siguiente nómina.

Imagina, por otro lado, que la herramienta con la que trabajas día a día, el ordenador, se te rompe de repente. Quizá no hace falta comprar uno nuevo y bastaría con arreglarlo, pero ese gasto te pilla en un mal momento y no tienes más remedio que solucionarlo cuanto antes para poder continuar con tu trabajo. Esta situación podría remediarse solicitando este tipo de minipréstamos. Y lo mismo con cualquier cosa que de repente se rompa en casa, un electrodoméstico, un grifo que hay que cambiar… Algo que llega sin avisar pero que irremediablemente hay que resolver.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Oscar
Escrito por
Oscar
Más artículos de Oscar

El BEI y el ICO financiarán proyectos de pymes por importe de 1.000 millones de euros

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) ha aprobado un crédito de 500...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *